Esmerilar Valvulas Con Pasta – Muy Económico

Este método de esmerilar valvulas con pasta, es un viejo método que ya no se usa en la mayoría de los talleres, por el tiempo que requiere llevarlo a cabo, es mucho mas rapido llevarlo a una rectificadora. Pero es perfecto para los que no queremos o no disponemos de mucho dinero para rectificar el asiento de valvula y nos gusta reparar nuestros propios vehículos.

  • Ventajas
    Su mayor ventaja es el bajo costo, si lo realizamos nosotros mismos.
  • Desventajas 
    Lleva mucho tiempo.
    No se tiene control sobre el angulo final del asiento.
Componentes de una valvula

esmerilar valvula componentes de valvulaLa valvula se compone de la colilla o vastago y la cabeza de la valvula. En la cual se encuentra el asiento que hace contacto con el alojamiento del asiento de valvula. Estos dos últimos son los que necesitamos esmerilar para generar una buena estanqueidad.

Materiales para esmerilar valvulas
  • Pasta esmeril
    esmerilar valvulas pasta

 

  • Ventosa
    ventosa esmerilar valvulas
    (La misma puede ser fabricada casera)
Procedimiento para esmerilar valvulas

El procedimiento es muy simple, pero primero es recomendable limpiar bien todo. Ya sea la valvula en si, como el alojamiento de la misma. Una vez todo limpio, lubricamos la colilla de la valvula (vástago) y la guía de valvula.

Generalmente la pasta viene en dos partes. Una parte con grano grueso y la otra con grano fino. La parte de grano grueso se utiliza para devastar las superficies, en cambio la de grano fino es utilizada para el pulido final.

se unta la pasta de grano grueso, en todo el asiento para comenzar a esmerilar valvulas y con la ayuda de la ventosa la sujetamos de la cabeza. Colocamos la valvula en su alojamiento y comenzamos a hacer girarla alternando de izquierda a derecha (Usando el palo de la ventosa con las manos, como si fueramos a prender fuego como la tecnica de niño explorador) y levantadola de ves en cando. Comprobamos el área trabajada y agregamos mas pasta si hace falta.

Limpiamos bien todo los restos de pasta y pasamos a la pasta de grano fino. Para darle el acabado final y pulir toda la superficie. El procedimiento es igual al de la pasta con grano grueso. Al terminar limpiamos bien todo resto de pasta en la valvula y el alojamiento.

Para comprobar el contacto del asiento con el alojamiento del asiento, le hacemos unas marcas con lápiz  y colocamos la valvula en su lugar. Con ayuda de la ventosa le damos unas pasadas y si las marcas de lápiz desaparecen, quiere decir que el contacto es perfecto. También podemos usar “tinta de trazo violeta para metales”.

Para comprobar la estanqueidad, con la valvula puesta vamos a rellenar con gasolina y si la misma no filtra hacia abajo quiere decir que el sellado es perfecto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.